PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Hasta el último minuto, nunca se sabe

En el fondo, la dirección de CC en Lanzarote, a la que ya se le ha desbordado el vaso de la paciencia, en realidad ya no quiere llegar a acuerdos, a no ser que el propio devenir de los acontecimientos y los movimientos que se produzcan en los próximos días varíe el rumbo. Aquí nunca se sabe. Torres ya ha hecho algunas concesiones, entre ellas que estaría dispuesto a reconocer a los órganos de CC en la isla, pero el escollo fundamental sigue siendo renunciar a ser candidato a la Alcaldía del municipio norteño. Podría ocurrir incluso que el propio Fernando Clavijo terminara pidiendo a la dirección insular un acuerdo de última hora. Torres, fuera ya de Coalición Canaria, podría empujar para que Inés Rojas intentara perjudicar a Pedro San Ginés presentándose como candidata al Cabildo, ya sea en una nueva plataforma política o a través de otra formación ya existente. Y es necesario contemplar todas las cartas que día a día van saliendo de la difícil baraja que tiene ahora mismo CC. El tema de momento se ha pospuesto hasta el próximo martes, día 27 de enero, fecha en que se celebra el juicio contra el Congreso Insular de CC que denunció el propio Pepe Torres. Aquí nada se descarta. Y ni ellos mismos saben lo que va a ocurrir. Con CC (como en el juego político en general) lo único que se sabe es que nunca se sabe lo que ocurrirá. Hasta el último minuto siempre quedan cartas.