Logo

Lanzarote, siempre de moda

La industria de la moda ocupa un espacio relevante y creciente en la isla gracias al buen funcionamiento de Lanzarote Moda y al cada vez mayor número de diseñadores que eligen la isla

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Visitar Lanzarote es conocer sus rincones, sus playas, su oferta alojativa, lúdica, cultural y gastronómica porque a nadie se le esconde que el turismo es la industria fundamental de la isla. Es cierto, pero también lo es que quienes visitan la isla y los propios lanzaroteños disfrutan de una cada vez más saneada industria de la moda.

     

    En efecto, un grupo de diseñadores de la isla se han integrado, a través del Cabildo de Lanzarote, en el programa Lanzarote Moda, una iniciativa que tiene como objetivo fundamental favorecer el desarrollo industrial y fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo, así como el mantenimiento de los existentes estimulando los niveles de competitividad, productividad y desarrollo tecnológico de este creciente nicho de mercado.

     

    De momento, se han integrado en ella cinco diseñadores lanzaroteños, Oswaldo Machín, María Cao, MargaMod, Azu Vilas y Mosego.

     

    Oswaldo Machín siempre quiso ser diseñador, ya de niño participaba activamente en el diseño de trajes en las fiestas de San Bartolomé. Ahora que cuenta con colecciones en Gran Canaria, Fuerteventura, Tenerife, Madrid, Barcelona y México, además de en Lanzarote, su trabajo se ha visto recompensado con un amplio reconocimiento.

     

    Machín es especialista en trajes de novias y fiestas y define de muy sobrias sus colecciones. “Siempre intentamos embellecer y realzar el cuerpo de nuestras clientas, sus atributos y esconder aquello menos bello. Dando importancia al patrón, a las calidades de los tejidos y de la confección que se convierte en artesanal en mucho de los casos y que marca nuestra idiosincracia como marca”, y recuerda una de sus máximas. “Lo importante no es el vestido, sino cómo se lleva. El saber estar y la elegancia.

     

    María Cao ya tenía claro a los cinco años que quería ser diseñadora. Se hizo su primera prensa a los siete años y a los 10 ya hacía ponchos y pantalones. Tras finalizar sus estudios realizó un aprendizaje posterior como diseñadora de moda en Suiza durante cuatro años y medio.  En el 91 llegó a Lanzarote y se enamoró de la isla, no en vano, su atelier en la Villa de Teguise cumple 23 años. “Creo que mis prendas, dicho por mi clientela, plasman la sencillez y la elegancia de esta isla, pero también reflejan el fuego de los volcanes, la sutil seducción de lo autentico. Son prendas, cómodas, con un buen patrón y una confección esmerada. Con toques originales que las hacen únicas. Hago prendas para mujer y hombre desde 1996. En tejidos, trabajo mucho el lino y el algodón, pero también, gasas y encajes que, para mí, reflejan la espuma del mar sobre la aren, y sutiles brillos metalizados como la escarcha sobre la lava. Mezclo tejidos, creando un patchwork impecable, realzando los volúmenes y la caída, sobre todo en trajes de noche”.

     

    Margarita Pérez es Marga Mod una diseñadora que apuesta por el reciclaje y la sostenibilidad. Siempre quiso ser diseñadora y tras estudiar Ilustración y delineación artística en la Escuela de Arte Pancho Lasso, realizó Diseño de moda y patronaje industrial en Madrid. Para Marga Mod, la isla ha sido una inspiración constante. “Hago colecciones alegres, reconciliadoras con el medio ambiente y es posible que alguna prenda pueda sacar una sonrisa, así es mi estilo”, afirma.

     

    Pero para ella hay una batalla fundamental. “La industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta. Con ese argumento cualquier excusa para mejorarlo merece la pena. Desde el papel que jugamos los diseñadores en este problema tenemos mucha responsabilidad. ¿Algo se puede hacer no? Mirar para otro lado no favorece a nadie. Creadores, fabricantes, distribuidores y consumidores aprendamos a hacerlo mejor y eso es información y ponernos en marcha que muchas gotitas en movimiento puede ser una lluvia beneficiosa”.

     

     Azu Vilas es sombrerera desde 2009, año en que le picó el gusanillo y decidió que eso era lo suyo y que tenía que formarse. Para ello se fue a Madrid y aprendió de la mano de Ana de la Guerra, discípula de Charo Iglesias, presidenta de la asociación de sombrereros de Madrid.

     

    Desde entonces su trayectoria ha sido imparable. Cuenta con su propia marca, Azu Vilas, y asegura que, aunque apenas hace unos años, a la gente le daba vergüenza ponerse sombreros, ahora se han convertido en parte indispensables de la indumentaria femenina y masculina.

     

    Sombreros, pamelas, tocados… también forra a juego bolsos, zapatos, cinturones, broches, evillas, pajaritas… para ella es fundamental que le permitan una cierta libertad a la hora de trabajar ya que, asegura, no siempre lo que le gusta a una clienta es lo que más le favorece.

     

    Lo más inteligente para deslumbrar en un evento es, sin duda, ponerse en manos de una buena profesional.

     

    Mónica Sedantes Golpe, gallega de nacimiento y lanzaroteña de adopción, es la creadora de Mosego, una marca de alta bisutería que ofrece  a sus clientas joyas grandes, coloridas, bellas, artesanas y realizadas con materiales de primera calidad.

     

    La alta bisutería de Mosego es diferente a todo lo que se suele ver en tiendas y colecciones. “Yo no quería hacer bisutería tradicional. Mis piezas son collares, pecheras, pulseras, puños, brazaletes, pendientes, anillos… todo es muy grande, muy colorido y muy llamativo. Son joyas para gente sin complejos que no le importe destacar y, sobre todo, que las sepa lucir”, explica. “Yo no concibo la vida sin color, verdes, azules, amarillos intensos, y mis trabajos son un fiel reflejo de lo que hay dentro de mí”.

     

    Piel de cordero de Ubrique, piedras preciosas o semipreciosas, metales chapados en oro y playa y cristal. Eso sí, sus piezas no son baratas, se sitúan entre los 200 y los 500 euros.

     

    La calidad se paga y ella tiene claro que esa es su apuesta, la apuesta de Mosego.

     

    Un desfile por todo lo alto

     

    Hace apenas unos meses fue posible conocer sus propuestas en uno de los eventos sectoriales que se celebraron en la segunda edición de la Lanzarote Fashion Weekend.  Mientras que Machín presentó su colección 'Luxury Night', con trajes de novia y fiesta; María Cao mostró su nueva colección artesanal en la que se conjugan los tintes vegetales con las acuarelas; Azu Vilas presentaba la colección "Salitre al Viento", en homenaje al artista lanzaroteño Cesar Manrique; Marga Mod, optó por una muestra centrada en el desarrollo sostenible y el respeto al medio ambiente; y Mónica Senantes, una colección de alta bisutería hecha a mano denominada ‘Magnetismo’.

     

     

    LancelotDigital.com