PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Restaurante Palacio Ico, uno de los secretos gastronómicos mejor guardados de Lanzarote

La empresa nació en 2018 como un proyecto vital de Santi Benéitez y su mujer Begoña Ratón

 

  • Fernando Núñez
  • Fernando Núñez
  •  

     

    El Hotel y restaurante Palacio Ico se encuentra situado en la noble Villa de Teguise. Toma su nombre de una princesa de leyenda, anterior a la conquista normanda de 1402. Construido en 1690, hoy es un impresionante edificio completamente rehabilitado.

     

    César Manrique, el artista más internacional de Lanzarote, lo incluyo como un claro ejemplo de esa arquitectura canaria, señorial, en su libro “Lanzarote arquitectura inédita”. Esto situó y proyectó el Palacio Ico a nivel internacional. Fue entonces cuando Heidi Bucher, una relevante pintora suiza amante de la buena arquitectura, lo adquirió en los años 80 y lo convirtió en su atelier y sala de exposiciones, como sede permanente de su obra.

     

     

    El restaurante Palacio Ico, nace en 2018 como un proyecto vital de Santi Benéitez, después de muchos años como directivo de compañías de moda y lujo. Siempre vinculado a la gastronomía -no es una casualidad que un alto porcentaje de sus amigos sean cocineros- decide ya de una vez por todas dedicarse de manera total a la restauración.

     

    Después de desvincularse de su trabajo, dedica 2 años a formarse en restaurantes de Barcelona, Salamanca, etc. El restaurante Princesa Ico les da a Santi y a su mujer Begoña Ratón, compañera de vida y negocio -además de directora de sala y marketing-, la oportunidad de poner en práctica los conocimientos acumulados durante su formación y stages en restaurantes de prestigio. Seguidos de cursos de gastronomía y visitas a los más prestigiosos restaurantes del mundo, donde en tan largo camino, conoció a Ferran Adriá, uno de sus mitos y ejemplos gastronómicos en donde reflejarse como profesional.

     

     

    Durante este año y medio que ha transcurrido desde que se hicieron cargo del negocio, han ido haciéndose a Lanzarote y las particularidades que como isla y territorio alejado de la península tiene, aprendiendo día a día de los agricultores, ganaderos y hombres de mar de la gran diversidad y riqueza de productos que atesoran, para darles a cada uno de ellos la elaboración y técnicas precisas que realcen su sabor y calidad.

     

    Más adelante ya les hablaré de su cocina, desde sus fogones, donde conoceremos algunos de esos secretos mejor guardados de Lanzarote de la mano de Santi Benéitez. 

     

    El hotel ha sido declarado por el Gobierno de Canarias como único “Hotel Emblemático de Lanzarote”, una distinción que exige reunir varios requisitos, entre ellos que el edificio sea histórico. Ha sido completamente rehabilitado con un estilo natural y minimalista. En su espacio cobija nueve espaciosas habitaciones que han mantenido sus valiosos artesonados y sus suelos centenarios. Cuenta además del restaurante, con un espectacular patio típicamente canario y una interesante biblioteca.