PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pragmatismo entre los nacionalistas canarios para el 10/N

Por Antonio Coll



En mi entrega anterior  exponía, claramente, la oportunidad estratégica de las formaciones nacionalistas canarias,  de fusionarse para concurrir a la convocatoria electoral,  de ámbito estatal,  a celebrar el 10/N.  En la breve legislatura, recientemente liquidada, CC-PNC,  consiguió dos parlamentarias,  para el Congreso de los Diputados,  por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, y la provincia de Las Palmas se quedó sin escaños, porque Nueva Canaria, acudió sola y Pedro Quevedo no pudo conquistar el escaño, a pesar que su isla Gran Canaria, cuenta con buenos apoyos electorales, sin bien en las islas de Lanzarote y Fuerteventura,  los apoyos son escasos porque CC-PNC  posee una abrumadora mayoría de seguidores. Ahora, con la fusión de  Nueva Canarias-CC-PNC,  la situación cambia,  radicalmente,  al contar con la potencialidad de tres islas con una lista conjunta  de aspirantes a las Cortes Españolas.

 

El liderazgo de Román Rodríguez, presidente de NC y vicepresidente del Gobierno de Canarias, se impuso, gracias a su pragmatismo y visión de futuro.  Esta reunificación  del nacionalismo canario, para la mayoría de analistas políticos, tiene una prioritaria justificación si se quiere tener una supuesta influencia en el Congreso de los Diputados,  sobre todo, para que el gobierno de turno, cumpla con lo aprobado en el Régimen Económico y Fiscal  (REF) y el nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias, para una comunidad calificada por la Unión Europea como Ultraperiférica. Si aclaro que no estoy diciendo que los diputados elegidos, perteneciente a partidos de ámbito estatal, no defiendan los intereses del archipiélago canario, pero, generalmente, se ven obligados a respetar la disciplina de las cúpulas de las formaciones políticas y la de sus dirigentes gubernamentales. En referencia a los candidatos al Senado, la cuestión cambia y los representantes de los partidos mayoritarios tienen una mejor  predisposición en defensa de lo canario. Por ejemplo, el senador actual del PSOE por Lanzarote, Manuel Fajardo, lo percibo como buen gestor y perfectamente cualificado para tratar los problemas de la isla, en Madrid. Se confirma, de nuevo,  su candidatura para el 10/N.

 

Volviendo de nuevo a la fusión del nacionalismo para las elecciones generales, puede crear fractura entre algunos líderes de NC, como el incordio de  Antonio Morales, por ahora, presidente del Cabildo de Gran Canaria. Quizás esta incidencia sirva para conformar una cúpula más unida, dirigida por Román Rodríguez, que retorna al espacio natural del nacionalismo canario, reunificándolo; no podemos olvidar que él fue presidente del Gobierno de Canarias por CC. Luego pasó lo que pasó y creó NC,  junto con disidentes y voces críticas en contra de la prepotencia que se había anclado en los dirigentes de la antigua ATI (Tenerife). Pero esta historia ya es el pasado y los nacionalistas canarios, sean conservadores o de centro izquierda, tiene ahora que mirar el compromiso de romper fronteras y abrir los ojos para comprender la realidad de siete islas, situada en el Océano Atlántico y a miles de kilómetros del continente europeo. Además, es imprescindible,  en la actual época globalizada y con signos de recesión económica, espabilarse ante las alertas que hace algún tiempo nos vienen advirtiendo para tomar medidas, con el objetivo de atenuar sus consecuencias.

 

En el Parlamento Español es donde se aprueban los Presupuestos Generales del Estado y es ahí donde la influencia de varios diputados, de corte nacionalista,  pueden evitar atropellos contra  el reparto de las partidas económicas que legalmente le corresponde a la Comunidad Autónoma de Canarias. En este aspecto,  no es mi intención de transgredir el respeto que merece la libertad de los electores canarios y residentes, de optar por las formaciones políticas  que crea más oportuno. Pero si advierto, por mi experiencia que, a veces, en Madrid, no conocen la realidad del archipiélago canario, su identidad cultural, social y geográfica.

 

Mi intención,  en este escrito es pregonar la imperiosa necesidad de que el archipiélago canario tenga voz propia en el Congreso de los Diputados, la única forma de proteger los intereses generales del conjunto de habitantes que conforman el  pueblo canario, que ya supera los dos millones de población.

 

La precampaña electoral para el 10/N ya se ha iniciado y, en el periodo de 40 días, los más de siete partidos políticos que se presentan en Canarias, ya preparan su maquinaria propagandística, para atraer a los miles de electores. Como ya se sabe, las redes sociales, tienen hoy muchos seguidores que no distinguen las informaciones veraces a la desinformación, mentiras y bulos. La proliferación de noticias falsas y rumores no es nada nuevo, por eso, hay que buscar alternativas en los medios creíbles y que utilizan un periodismo de calidad.

 

Y para terminar, solo decir que la aritmética parlamentaria será clave para el futuro del nuevo Gobierno del Reino de España. La pragmática  unión del nacionalismo canario para los comicios del 10/N, aumenta las posibilidades de contar con una representación que puede ser decisiva para reconstruir un archipiélago ultraperiférico, para ofrecer estabilidad a una recuperación económica que se estanca y provoca  incertidumbres en una región de ultramar,  con índices altos de desempleos y  pérdida de poder adquisitivo de las clases medias-bajas, que incide directamente en el consumo y el comercio. Hay que dar respuesta al malestar social, con alternativas viables y  sólidas. Por supuesto, que el nacionalismo solo es parte de la solución. También las otras formaciones políticas, de ámbito estatal,  tienen la obligación de defender a su gente, a su pueblo. Eso espero.

Comentarios (1)  



Comentarios  
# SIROCO 02-10-2019 14:26
Cuando soplan vientos de cambio: unos buscan refugios y se ponen a salvo....Veo bien que Nueva Canarias apueste por ir con CC en una lista conjunta en Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura. Al menos puede conseguir un diputado y si hay suerte puede aumentar a dos.
Responder | Responder con una citación | Citar
Escribir un comentario