PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Acierto del Cabildo



La medida adoptada por la presidencia del Cabildo de Lanzarote de permitir la entrada gratuita a los clientes “colgados” de Thomas Cook en los Centros de Arte, Cultura y Turismo, ha sido acertada y bien recibida en el sector turístico. Lanzarote como dice Dolores Corujo es un destino maduro y serio  y no puede permitirse el lujo de dar una imagen tercermundistas a nuestros clientes en general. Por eso, creemos que el Cabildo y su departamento de Turismo, con Ángel Vázquez, a la cabeza, junto con la Presidenta del Cabildo, han entendido la gravedad de la situación generada por el hundimiento de Thomas Cook y se han puesto mano a la obra con reuniones con el sector para buscar soluciones que disminuya los efectos de la crisis. Ahora veremos si el Gobierno central está a la altura de las circunstancias. Es cierto, que la ministra de Turismo no prometió nada sobre las medidas que el sector y el propio Gobierno de Canarias pidieron en su reunión pero se comprometió a hacer un estudio pormenorizado de la situación para aplicar medidas que sobre todo permita amortiguar el impacto del colapso del touroperador británico.


La Marca Lanzarote, reforzada

 

La “marca Lanzarote” está por encima de todo. Y esta hay que preservarla por encima de todo. La repuesta del sector privado, también, ha sido ejemplar. Se ha tratado a los turistas que Thomas CooK dejó  “in house”  por el crack de su empresa como si no hubiera pasado nada. A pesar de que esos complejos turísticos o empresas de servicios lanzaroteñas se han quedado tocadas por el “pufo” que ha dejado el touroperador ingles, de entre 20 y 25 millones de euros, más las reservas hasta el mes de marzo que ya se había contratado con nuestros hoteles y complejos, lo cierto es que la mayoría de los clientes de Thomas Cook, no se han visto perjudicados. Esas empresas conejeras, la mayoría, han dado la cara por el operador y han procurado que esos clientes de Thomas Cook hayan sufrido lo menos posible, más allá de la lógica desesperación y nervios de algunos ante la incertidumbre de los primeros días. Por otro lado, más allá que nos duela mucho las deudas que ha dejado Thomas Cook, también hay que decir que este touroperador siempre había cumplido con Lanzarote y Canarias en general, de ahí que parece lógica y justa la respuesta de la parte pública y privada a los clientes de esa compañía hoy en suspensión de pago y sin posibilidades de retomar el vuelo.