PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

María del Río: “Tenemos fallos, pero somos honestos y, por eso, nos deben votar”

 

La candidata al Parlamento por Podemos en Lanzarote se muestra convencida de que son la mejor opción para representar a la isla

 

  • Lancelot Digital
  •  

    -¿Cómo valora sus cuatro años como parlamentaria?

    -Han sido unos años muy intensos y de gran aprendizaje, nuestro partido, Podemos, partía desde cero, y eso sin duda ha tenido sus ventajas e inconvenientes. El mayor inconveniente aprender a marchas forzadas el funcionamiento de las instituciones, en mi caso el Parlamento de Canarias. Ventajas nuestra enorme ilusión y capacidad de trabajo, arrancar desde abajo sin ningún tipo de deuda hacia los poderes establecidos, siendo conscientes que a quien  único nos debíamos es al pueblo que nos votó, a esas miles de personas que anhelaban que su voz entrara en las instituciones y que sus reivindicaciones de una sociedad más justa fueran escuchadas. Ha sido un honor poder prestar nuestra voz y luchar por defender el derecho a la vivienda  a familias y personas desahuciadas, a quienes son víctimas del precariado, trabajadores y trabajadores pobres que no llegan a fin de mes, a las mujeres que sufren múltiples discriminaciones y explotaciones en el ámbito familiar, social y laboral, muchas de ellas condenadas a la pobreza, exclusión social y diferentes formas de violencia machista, tanto en sus entornos familiares como laborales. Denunciar la situación de la infancia en Canarias, con los más altos índices de pobreza de todo el Estado, y falta de sensibilidad y de  medidas para combatirla por parte de este Gobierno. Defender el derecho a una sanidad  universal, pública y de calidad para todas, luchando contra la tendencia a la privatización y los conciertos con clínicas privadas, defender la mejora y calidad en Educación, y  la atención a la dependencia, sectores en los que estamos a la cola de todo el Estado.  En estas áreas, junto a mis compañeras y compañeros,  ha estado focalizada la mayor parte de mi trabajo, y aunque desde la oposición no es fácil arrancar compromisos de cumplimiento de los muchos acuerdos aprobados en la Cámara,  somos conscientes de que nuestro tesón y trabajo han contribuido a empujar en la dirección de unos mejores servicios sociales para toda la sociedad canaria.

     

    -¿Cree que en esta legislatura Podemos saldrá más reforzado?

    -Estoy convencida de que sí, de que a pesar de que nuestro trabajo no ha sido siempre visibilizado, la gente con la que hemos trabajado codo con codo en las calles saben de lado de quienes estamos y por qué causas y personas nos dejamos la piel.

     

    -¿Qué asignaturas pendientes le han quedado al Parlamento y al Gobierno de Canarias?

    -Poner en marcha la Ley de Servicios Sociales dotándola del presupuesto necesario para que no se quede en una mera declaración de buenas intenciones. Transformar y diversificar  el modelo productivo haciendo una mayor redistribución de la riqueza y mejorando en consecuencia  las políticas de empleo. Poner en marcha la renta de la ciudadanía para evitar la exclusión social, Darle un vuelco en profundidad a nuestro sistema sanitario, cumplir lo establecido en nuestra Ley Educación, cumplir con los compromisos en materia de dependencia. Implementar y poner en marcha los  recursos necesarios  para conseguir la igualdad efectiva entre mujeres y hombres y avanzar en la lucha contra las violencias machistas y todo tipo de discriminaciones hacia los colectivos LGTBI. Aumentar el parque público de viviendas sociales y la atención de nuestras personas mayores, con residencias y centros de día suficientes, así como a nuestros menores. Y por último no olvidar que los DDHH son para todas y todos, y que todas  las personas migrantes se merecen un trato respetuoso,  justo y digno.

     

     

    -¿Por qué motivo debería gobernar Podemos?

    -Porque somos un partido que a pesar de su juventud, y aún con los errores que hayamos podido cometer en estos primeros cuatro años de vida, cuenta con gente preparada y honesta, que no se vende ni ha dejado comprar por ningún banco ni poder financiero, porque tenemos muy claro de parte de quién estamos, por qué, para qué y para quienes estamos aquí. Porque a pesar de nuestras novatadas, no lo hemos dudado ni un solo instante,  nuestro compromiso y lealtad han estado siempre del lado de las personas más vulnerables, codo con codo con toda la gente de buena voluntad que trabaja en la construcción de un mundo más justo y solidario para todas y todos.